Contabilidad de costos

La contabilidad de costos es muy útil para las empresas, ya que permite cuantificar todos sus costos y gastos de forma exacta. De esta manera, se puede llevar un mejor control de la producción, distribución, financiación y administración.

También llamada contabilidad analítica, en definitiva ayuda a las empresas a tomar mejores decisiones y ser más eficientes, así como a evaluar si se está haciendo un buen trabajo administrativo y gerencial.

¿Qué debe tener en cuenta la contabilidad de costes?

Está claro que el precio de venta no suele traer problemas a la hora de medirlo, ya que es un valor concreto. Donde la contabilidad de costos es especialmente importante, es a la hora de medir con precisión los costes de producción.

Normalmente solo se suelen tener en cuenta los gastos directos. Pero eso es un error, ya que no solo computan la mano de obra y la materia primera. También están los a veces olvidados costes indirectos, que tienen un papel igualmente importante.

Pero antes de nada, definamos la diferencia entre coste y gasto, ya que no es exactamente lo mismo:

  • Costes: Valor de la materia prima y la mano de obra.
  • Gastos: Tiempo de producción, distribución y administración de la empresa (los salarios, por ejemplo).

La contabilidad de costos nunca puede pasar por alto aspectos como el volumen de producción, las tareas implicadas o el tiempo que conlleva.

Por supuesto, tampoco se pueden ignorar los materiales, mano de obra u otros recursos (como la promoción) invertidos en la producción y venta de los productos.

contabilidad de costes

A continuación te mostramos otros enfoques de la contabilidad para empresas, cada uno con sus objetivos y características:

👉 Contabilidad general: Lleva un control de todas las operaciones económicas y las refleja en un balance, aportando una visión global del panorama económico de una empresa.

👉 Contabilidad administrativa: Se encarga de controlar y planificar una estrategia para obtener ventaja competitiva dentro de un nicho de mercado.

👉 Contabilidad financiera: Lleva el historial de operaciones económicas de forma sistemática y cuantificable durante un cierto tiempo.

👉 Contabilidad fiscal: Controla y supervisa todo lo que tiene que ver con impuestos y cargas tributarias de la empresa, para cumplir con la ley.

¿Por qué es importante la contabilidad de costos?

Al final, para que una empresa tome las decisiones correctas, debe disponer de información correcta. Esto es especialmente importante cuanto se quiere calcular el margen de beneficios de forma real y auténtica.

En este sentido, un control exhaustivo de todos los gastos directos e indirectos es fundamental. Como ya hemos dicho antes, a menos que se tengan en cuenta todos los aspectos que forman parte del proceso de producción, distribución y venta, nunca se podrán sacar conclusiones acertadas acerca de la rentabilidad de ciertos productos.

Cuanto se tienen claros todos los costes y gastos, se dispone de la información necesaria para evaluar si se está yendo por buen camino o no. Esto ayuda a la hora de pensar en abrir nuevos proyectos u optimizar la eficiencia de los que ya hay, para mejorar los márgenes de beneficio.

Al final, serán los directivos de una empresa quienes deberán tomar las decisiones que consideren más oportunas desde el punto de vista económico, pero para ello será imprescindible llevar a cabo una correcta contabilidad de costos.

¿Cuáles son los objetivos de la contabilidad de costes?

Teniendo en cuenta lo que ya te hemos comentado, un resumen de los objetivos de la contabilidad de costos son:

  • Proporcionar información real y completa sobre los costes que ayude a mejorar la planificación de la empresa.
  • Evaluar la administración y gerencia de la empresa para ver si se estaban tomando buenas decisiones o no.
  • Ayuda a poder ver cuáles son los recursos económicos que realmente tiene una empresa, para poder hacer unos presupuestos más exactos y realistas.
  • Provee a los directores de la empresa de los datos necesarios para validar si hay que abandonar una cierta línea de productos o bien abrir una nueva que pueda ser una oportunidad.

contabilidad de costos

¿Cuál es la diferencia entre la contabilidad de costes y la contabilidad financiera?

La contabilidad financiera de una empresa es algo obligatorio, mientras que la contabilidad de costes no lo es (aunque no por ello deja de ser importante si se quiere hacer unos buenos números).

Es decir, que la contabilidad de costos no tiene una normativa que la rija, sino que fundamentalmente debe ser útil y debe estar hecha a la medida de cada empresa, para poder poderla en práctica en la toma de decisiones.

Por lo tanto, queda claro que las dos contabilidades pueden hacerse (son complementarias), pero siempre por separado.

costes y gastos

¿Cada cuánto se debe llevar a cabo la contabilidad de costes?

Al no ser obligatoria, no hay nada escrito. Al final todo depende de cada empresa.

Sin embargo, para un mayor control, una buena recomendación es hacerla una vez al mes. También puedes optar por hacerla de forma trimestral, semestral o anual, aunque evidentemente cuanto más tiempo pase, más margen a posibles decisiones erróneas se dan.

Como todo en la vida, cada empresa deberá decidir en función del esfuerzo que le lleva hacerla y del valor que le aporta.

Finalmente, te recomendamos webs relacionadas que seguramente puedan ser de tu interés: